Consejos sobre propinas para hoteles, restaurantes y taxis en Islandia

En Islandia, no se espera propina; casi todas las facturas que puedes recibir tras una compra o servicio ya incluyen propina, y es bastante innecesario -y poco común- agregar una propina. Los islandeses no pensarán peor de ti si das propina. Por supuesto, los islandeses no rechazarán una propina por un buen servicio. Si crees que has recibido un servicio excelente, la mejor manera de demostrar tu aprecio es dar una propina del 10 por ciento o redondear el monto de la factura.

¿Por qué no dar propina?

La razón principal por la que no necesitas dar propina en Islandia es que muchas facturas ya tienen la propina o el cargo por servicio incluido en el total. Según WhoToTip.net, un recurso en línea que ofrece consejos sobre propinas en más de 80 países, «Otra razón es que la mayoría de los trabajadores ganan salarios decentes».

Normalmente, no hay propinas en Islandia. Por ejemplo, una propina del 15 por ciento ya está incorporada en la mayoría de las cartas de los restaurantes, así que incluso si recibes un servicio excelente, nunca deberías dejar más de un 10 por ciento de propina. Hacerlo equivaldría a dar al servidor una propina del 25 por ciento, lo que sería exorbitante, incluso en los restaurantes más caros de otros países.

Dicho esto, las normas sobre propinas son matizadas en Islandia. Es útil conocer las reglas no escritas para las propinas en este país nórdico, industria por industria.

Industria de servicios en Islandia

Desde empleados de hotel, botones o conserjes en hoteles, hasta trabajadores de salones de belleza en spas y peluquerías, todos estos profesionales de servicios no esperan propina.

El precio total incluye sus propinas.

Los taxistas tampoco esperan propina. Hay un cargo por servicio incluido en el costo de tu viaje, así que no te sientas obligado.

Si tienes que dar propina

Si realmente deseas dejar una propina, aunque no es necesario, una opción común es redondear tu factura al siguiente monto par.

Sin embargo, probablemente harías esto sólo en restaurantes caros. En los restaurantes menos caros, no es necesario redondear. Esta regla de no propina también se aplica al personal del bar. Sin embargo, si tu servicio fue realmente excepcional, no dudes en dejarle a su camarero, camarera o barman una propina del 10 por ciento.

Del mismo modo, no necesitas dar propina a tu guía turístico. Sin embargo, si yu guía le ofrece una excursión excepcionalmente interesante, podría considerar darle al guía un 10%, o 20€ adicionales para los guías y 10€ para los conductores.

Redondeo hacia arriba

Si sientes que recibió un gran servicio y no te gustan las matemáticas y calcular el 10 por ciento, entonces puedes redondear al siguiente monto par. Por ejemplo, si yu comida cuesta 16.800 coronas islandesas (ISK), aproximadamente unos 145 euros, redondea el total a 18.000, que sería una propina de unos 10 euros. Es mucho menos del 10 por ciento de la factura total, pero aún así es apreciado. En un restaurante más barato, si tu comida cuesta 2.380 ISK (unos 20 euros), redondear a 2.600 ISK equivaldría a una propina de unos 2 euros, y en Islandia, una propina tan pequeña es perfectamente aceptable.